6 Cosas que Hacer en Skiathos

Puerto en Skiathos

Skiathos, la isla más popular y cosmopolita del archipiélago de las Espóradas no sólo es un paraíso para los amantes de la playa sino también para aquellos que quieren estar en contacto con la naturaleza.

A pesar de su pequeño tamaño y del crecimiento del turismo que ha experimentado esta isla en las últimas décadas, Skiathos tiene mucho encanto. Sus señas de identidad son las playas paradisíacas y una animada vida nocturna, pero si lo que buscas es tranquilidad tampoco te costará demasiado encontrar rincones perdidos en los que relajarte.

Contenido

6 cosas que hacer en la isla de Skiathos

1.- Descubrir sus 60 playas paradisíacas

Si por algo destaca Skiathos es por la belleza de sus playas. Lalaria, es una de las más imponentes de la isla. Rodeada de impresionantes e intransitables acantilados escarpados, a Lalaria sólo podrás acceder por mar cuando el clima lo permita. Esta playa de pequeños guijarros redondeados cuenta con un arco natural esculpido en la roca. Te capturará por su espectacularidad.

Mar de color azul turquesa en playa Lalaria, Skiathos
Playa Lalaria – Skiathos, Grecia

Otra playa de obligada visita en Skiathos es Koukounariés. Declarada como una de las playas más bellas del Mediterráneo y reserva natural protegida, la exuberante vegetación que la rodea con el bosque llegando hasta la playa, su arena dorada y sus aguas cristalinas poco profundas la convierten en un paraíso para disfrutar de un formidable día de playa.

Otras playas hasta las que también merece la pena acercarse son Banana (pequeña y grande), Agía Paraskeví y Troulos.

2.- Pasar el día en Tsougriá

Tsougriá es una pequeña isla deshabitada frente a Skiathos a la que solo podrás acceder tras un corto viaje en barco. Visible desde la torre del reloj de la capital es una de las mejores excursiones que realizar desde Skiathos. Mi recomendación es que cojas un bote o taxi acuático por la mañana y pases el día en sus cuatro preciosas playas. Te sorprenderán sus aguas de color esmeralda y su fina arena.

Si lo prefieres también puedes escalar por la superficie rocosa de la isla (no te olvides de llevarte calzado adecuado) y contemplar las cercanas Skiathos y Skopelos. Tsougriá no está habitada pero durante de los meses de verano podrás encontrar allí un chiringuito de playa en el que picotear algo y comprar bebidas.

Pequeños barcos en el puerto de Skiathos

3.- Hacer senderismo y practicar deporte

Una de las actividades más recomendables en Skiathos es el senderismo. La isla cuenta con múltiples senderos bien señalizados por los que atravesar impresionantes bosques de pinos. También podrás realizar rutas que te llevarán a descubrir hermosas calas, antiguos monasterios y algún que otro lugar solitario con espectaculares vistas al Egeo.

Además podrás practicar todo tipo de deportes como parapente, esquí acuático, buceo y esnórquel o incluso equitación.

4.- Visitar las ruinas de la fortaleza medieval de Skiathos

Encaramado en un promontorio rocoso en una península al norte de la ciudad de Skiathos, esta fortificación fue construida a prueba de piratas y fue el principal asentamiento de la isla hasta 1830, cuando fue abandonada en favor de la actual capital. Actualmente se conservan los restos de cuatro iglesias y una mezquita, la puerta de acceso a la fortaleza y una parte de la muralla.

Mezquita de Kastro (Castillo), Skiathos, Espóradas, Grecia.

5.- Disfrutar de su bulliciosa vida nocturna

Si eres de los que bailan hasta el amanecer… ¡Bienvenido a Skiathos!

Sin nada que envidiar a la archiconocida Mykonos, Skiathos cuenta con bares y clubes para todos los gustos y destaca por tener una de las más cosmopolitas vidas nocturnas de Grecia. La mayoría de los locales, repletos de gente joven y buen ambiente, se encuentran en la calle peatonal lo largo del puerto y en el casco antiguo. Algunos chiringuitos de playa también permanecen abiertos por la noche y organizan fiestas en la orilla hasta la madrugada.

6.- Pasear por las callejuelas del casco antiguo de Skiathos

Repleto de callejones antiguos y bellos rincones con escaleras en los que hacerse una y mil fotografías, pasear por estas callejuelas es un verdadero placer. Entrar en sus coquetas tiendas, sentarte a comer algún plato típico en uno de sus muchos restaurantes o tomarte un café en una de sus encantadoras terracitas bajo las buganvillas es, sin duda, algo que no deberías dejar de hacer durante tu estancia en la isla.

Cuándo visitar Skiathos y cómo llegar

La mejor época para visitar Skiathos es en primavera y verano. La mayor parte de los establecimientos como tabernas, hoteles y locales de marcha abren entre mediados de mayo y principios de junio y permanecen abiertos hasta finales de septiembre.

La ciudad de Skiathos es el puerto principal de la isla y está conectado con algunas de las principales ciudades griegas como Volos  o Salónica y otros puertos de la zona. También puedes llegar a ella en avión desde Atenas.

Moverse por Skiathos es relativamente asequible ya que al ser una isla pequeña, las distancias son fáciles de recorrer. Puedes alquilar un coche o una moto o desplazarte en transporte público con los autobuses que conectan los diversos pueblos, playas y puntos de interés.

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
ARTÍCULOS RELACIONADOS
Lo Más Nuevo
Síguenos
Newsletter

Suscríbete

¡Únete a nuestro newsletter y obtén los mejores tips, descuentos y más!

Categorías