5 platos griegos deliciosos y cómo prepararlos

Platos griegos para un brunch ideal: la bugatsa

A los griegos nos gusta comer, y nos gusta muchísimo. Los visitantes de Grecia recuerdan no solo las playas increíbles, la historia asombrante o la gente amable, sino también la comida tradicional ¡que definitivamente vale la pena probar! Cada región tiene su propia especialidad, sin embargo, he intentado seleccionar 5 platos griegos de los más típicos para preparar un brunch (¿o almuerzayuno?) griego.

Sacad vuestros utensilios y ¡a cocinar!

Contenido

Los huevos revueltos griegos: Strapatsada

También conocido como “kagianas”, el origen de ese deliciosa omelet de verano no es griego. En la realidad, sus raíces nos llevan a la Asia y el Imperio Otomano donde solían consumir tortillas de huevos con tomates, cebollas, pimientos y varias especies como cilantro, jengibre y comino. Sin embargo, esta receta rápidamente se hizo muy popular en todo el mundo. La versión griega es más simple, pero aquí es donde reside su deleite; materias primas de alta calidad, frescas y tomadas directamente del jardín.

Hay una variedad de recetas, pero os presento la “original”, la más simple y sana. Podéis añadir cebollas o pimientos, queso feta o incluso acompañar la “strapatsada” con papas fritas.

Strapatsa o Kagianas / shutterstock.com

Ingredientes:

para 4 personas

necesita (en total) 25min

  • 3 tomates grandes y maduros (o tomates enlatados enteros de buena calidad)
  • 8 huevos
  • sal y pimienta a gusto
  • 2 cucharadas aceite de oliva

Opcional:

  • queso feta en trocitos
  • hierbas: albahaca, orégano, menta o tomillo

Preparación:

1. Cortamos los tomates por la mitad y descartamos sus semillas. Los rallamos y los cortamos en pequeños trozos. En el caso de que vamos a usar tomates enlatados, desechamos los jugos de la lata y después los cortamos.

2. Calentamos el aceite de oliva en una sartén grande a fuego alto.

3. Ponemos los tomates en la sartén y sazonamos con sal y pimienta.

4. Cocinamos, revolviendo ocasionalmente, hasta que el líquido de los tomates se haya evaporado y empiecen a pegarse a la sartén. Esto debería tomar entre 8 y 10 minutos (no los vamos a cocinar demasiado, para no perder el sabor de los tomates).

5. Batimos los huevos ligeramente y los agregamos a la sartén.

6. Cocinamos por unos minutos, revolviendo ocasionalmente, hasta que los huevos estén bien cocidos y después, agregamos el queso feta (opcional).

7. Opcional: Añadimos hierbas frescas y acompañamos nuestra strapatsada con pan.

Tomado por gastronomos.gr

Tiropita de Skopelos, la empanada de queso feta enrollada

Si tuviera que elegir la mejor razón para visitar la isla de Skopelos, no sería porque sea una de las islas con más vegetación y hermosas playas (ambos verdaderos), ¡sino porque es de donde proviene el pastel de queso más sabroso! “Tiropita” significa empanada (o pastel) de queso y en Grecia hay un montón de variedades. Sin embargo, el brunch ideal debería tener algo frito, y por eso, el espiral delicioso de esa isla figura en nuestra lista. La masa es súper fácil de hacer y lo que me gusta muchísimo en esta receta es que haráis pequeñitos pasteles, ideal para merienda y para guardar lo que queda (esto es si lográis no comerlos todos a la vez).

¿Empecemos?

Tiropita de Skopelos / akispetretzikis.com

Ingredientes:

para 10-12 pasteles

necesita (en total) 1hr

  • aceite de oliva, unas gotas
  • aceite de girasol u otro tipo de aceite, para freír

Para la masa:

  • 500g de harina blanda, + extra para espolvorear
  • 2 huevos medianos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada(s) de vinagre de vino blanco
  • 150-200g de agua

Para el relleno:

  • 400g de queso feta
  • 200g de queso gruyere (o emmental)
  • 1 huevo mediano
  • pimienta

Para servir (opcional):

  • miel
  • semillas de sésamo
  • hojas de menta, frescas

Preparación:

  1. Añadimos todos los ingredientes para la masa en un bol.
  2. Mezclamos con las manos o con una batidora hasta crear una masa esponjosa que se separe de los lados del bol.
  3. Cuando la masa esté lista, la dejamos a un lado para que descanse durante 30 minutos.
  4. Rallamos el queso feta y el gruyere (o emmental) en un otro bol.
  5. Añadimos el huevo y la pimienta. Mezclamos los ingredientes y lo dejamos a un lado.
  6. Cuando la masa haya descansado, la extendemos, usando un poco de harina.
  7. Cortamos a lo largo en tiras de 8-10 cm para que se pueda enrollar.
  8. Ponemos unas gotas de aceite de oliva en cada tira y luego añadimos un poco de lo relleno.
  9. Enrollamos cada tira con cuidado y después lo formamos como un espiral.
  10. En una sartén añadimos el aceite de girasol y freímos cada uno de los pasteles por unos 8-10 minutos a fuego alto, hasta que esté dorado por ambos lados.
  11. Transferimos los pasteles a toallas de papel para dejarlos que escurran del exceso de aceite.
  12. Podemos servir nuestros pasteles con miel, semillas de sésamo o hojas de menta. ¡Listos!

Tomado por akispetretzikis.com

Tiganites: los panqueques griegos

Las tortitas griegas, las tiganites pertenecen a las memorias infantiles de todos los griegos. Fue lo que nuestra yiayia, es decir, la abuela, solía preparar cuando desayunábamos a su casa y especialmente los fines de semana. De hecho, tiganites significa “algo frito”, como que pancakes, “pastel en una sartén”, y vuelvo a lo que mencioné en la receta anterior: un brunch necesita algo frito (pero saludable). Y esto es lo que es nuestra receta: saludable y también adecuada para la dieta vegana. ¡El resultado es un postre increíble! Bueno, no es siempre postre, ¡ya que podéis agregar queso feta, jamón o básicamente lo que queráis!

Tiganites / shuttestock.com

Ingredientes:

para 700gr

necesita (en total) 20min

  • 500g de harina con levadura
  • jugo de 3-4 naranjas (dependiendo de su tamaño)
  • ralladura de 1/2 naranja
  • 1 cucharada azúcar
  • 1/2 taza de agua
  • Aceite vegetal, para freír
  • Miel, para lloviznar (o jarabe de agave como opción vegana)
  • Canela o azúcar en polvo, para espolvorear
  • Nueces picadas para servir

Preparación:

  1. Batimos la harina, el azúcar, el jugo y la ralladura. Después, añadimos el agua poco a poco y mezclamos hasta obtener una masa espesa (pero no demasiado espesa).
  2. Calentamos una buena cantidad de aceite vegetal en una sartén antiadherente. Cuando esté caliente, añadimos cucharadas de la masa y cocinamos hasta que estén doradas. Las voltamos y esperamos hasta que estén dorados por ambos lados.
  3. Transferimos las tiganites con una cuchara ranurada a un plato con toallas de papel para dejarlas que escurran del exceso de aceite.
  4. Podemos servirlas con miel o sirope de agave, canela y nueces (¡poned queso feta para una versión salada!).

Tomado por kathimerini.gr

Budín de arroz: rizogalo

No se saben exactamente las raíces de este postre, pero rizogalo merece una posición en esta lista porque trata de una opción realmente especial y más oriental con devotos fanáticos. Su nombre en griego significa lo que es: arroz con leche (rizi y gala, respectivamente). Es muy fácil de hacer y no olvides la canela, ya que es un ingrediente-clave para rizogalo. ¡Vamos!

Rizogalo / akispetretzikis.com

Ingredientes:

para 4 porciones

necesita (en total) 25min

  • 250g de arroz glutinoso
  • 500ml de agua
  • 500ml de leche, 3,5%
  • 400ml de crema espesa 35%
  • 200g de azúcar granulada
  • 6 cardamomo, semillas
  • 2 palitos de canela
  • canela molida para servir

Preparación:

  1. En una olla, añadimos el arroz, el agua, la leche y la crema espesa.
  2. En un procesador de alimentos batimos el azúcar granulada y 6 semillas de cardamomo (si no tenéis cardamomo, podéis sustituirlo con una vaina de vainilla. En este caso, agregamos la vanilla y las semilas directamente a la olla)
  3. Agregamos la mezcla de cardamomo y azúcar a la olla.
  4. Hervimos la olla y cuando ya está hirviendo, bajamos la temperatura y cocinamos durante 20-25 minutos, revolviendo continuamente. Esto es muy importante para que el arroz no pegue al fondo de la olla.
  5. Cuando hierva otra vez, bajamos aún más la temperatura a medio-bajo.
  6. Cuánto más agitemos, más espesa será la mezcla.
  7. Tan pronto como el arroz comience a espesarse, lo retiramos del fuego y la tapa y lo dejamos reposar durante 5 minutos.
  8. Podemos servirlo tibio o frío. Si os gusta frío, hay que refrigerarlo.
  9. Para servir el rizogalo de la manera tradicional griega, espolvoreamos con una generosa cantidad de canela molida y ¡listos!

Tomado por akispetretzikis.com

La reina del Norte: Bugatsa (o sea, empanada con crema)

He dejado lo más difícil para el final, pero realmente vale la pena ya que se trata de “la reina del Norte”. Bougatsa es una tarta de crema con filo que proviene de Salónica (a propósito, ¿habéis visto mis recomendaciones para Salónica?, si no, podéis hacerlo aquí) o de Serres – de donde para muchos proviene la mejor bougatsa. Esto no sé si es cierto, pero de hecho, han preparado la más grande, consiguiend un guinness récord.

En Grecia es uno de los platos griegos más probados y su versión más popular es la dulce con crema, sin embargo, podéis probar también con un relleno más salado como queso o carne picada. Al preparar este plato, toda la casa olerá a mantequilla, ¡qué rico! Ideal para un domingo por la mañana, ¡tendrás el postre / merienda / desayuno más sabroso de todos!

¡Tomad vuestros usleros y vamos!

Platos griegos para un brunch ideal: la bugatsa
La Bougatsa / akispetretzikis.com

Ingredientes:

para 15-20 porciones

necesita (en total) 2hrs y 10min (1h y 10 min y más 1hr de espera)

Para las natillas

  • 750g de leche
  • 180g de azúcar granulada
  • 70g de sémola fina
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • ralladura de limón, de 1 limón
  • 40g de mantequilla fría
  • 3 yemas de huevos medianos
  • 1 pizca de sal

Para el filo (si queréis, podéis comprar la masa filo)

  • 450g de harina dura
  • 10g de sal
  • 220g de agua, a temperatura ambiente
  • 500g de mantequilla derretida

Para servir

  • azúcar en polvo
  • canela

Preparación:

Para las natillas

  1. En una olla, agregamos la leche y el azúcar, y la transferimos a fuego medio hasta que la leche hierva.
  2. Agregamos la sémola y revolvemos con un batidor de mano, hasta que la crema espese.
  3. Retiramos del fuego y agregamos el extracto de vainilla, la ralladura de limón, la mantequilla fría y mezclamos hasta que la mantequilla se derrita.
  4. Agregamos las yemas, la sal y mezclamos.
  5. Transferimos las natillas a un tazón, cubrimos con una envoltura de plástico y la colocamos en el refrigerador para que se enfríen bien. Asegúrados de que la envoltura de plástico toque la superficie de las natillas.

Para el filo

  1. En un tazón de la batidora, agregamos la harina, la sal, el agua y 50g de mantequilla derretida.
  2. Batimos con el accesorio de paleta durante 5-7 minutos a alta velocidad, hasta que haya una masa elástica.
  3. Lo retiramos del tazón, lo cubrimos con una envoltura de plástico y lo dejamos reposar durante 20 minutos.
  4. Después, retiramos la envoltura de plástico y lo cortamos en 4 trozos. Formamos bolas y las colocamos en un tazón. Cubrimos con una otra envoltura de plástico y lo dejamos reposar la masa durante 20 minutos más.
  5. Tomamos dos de las bolas de masa y las extendimos en pequeños discos. Las ponemos en un molde y las cubrimos con una envoltura de plástico para reposar durante 20 minutos.

Para ponerlos juntos

  1. Precalentamos el horno a 170 °C (338 ° F) configurado para ventilador.
  2. Ponemos en la zona donde vamos a trabajar mantequilla derretida y colocamos la primera masa. La extendimos suavemente con un rodillo, no desde el centro sino desde los lados.
  3. Luego, separamos cuidadosamente los lados de la masa con las manos, tirándola de sus esquinas.
  4. Seguimos el mismo proceso, hasta que tengamos un filo muy delgado.
  5. Extendemos ¼ de la mantequilla y cortamos tiras alrededor del filo para formar un paralelogramo. Colocamos las tiras en el centro del filo.
  6. Agregamos la mitad del relleno en el centro y lo cerramos como una carpeta. Lo dejamos al lado.
  7. Seguimos con la misma manera para la segunda masa y untamos ¼ de la mantequilla derretida.
  8. Colocamos nuestra bougatsa en el centro del filo, con el lado doblado hacia abajo. Rodamos suavemente con el rodillo y doble el filo externo como una carpeta.
  9. Transferimos la bougatsa, con el lado doblado hacia abajo, en un molde con papel sulfurizado y horneamos durante 40-50 minutos.
  10. Seguimos el proceso anterior para las otras dos masas también. También podemos hornear el segundo bougatsa, o ponerla en el congelador.

Para servir:

  1. Cortamos la bougatsa en trozos pequeños, espolvoreamos con azúcar glas, canela y ¡listo!

Tomada por akispetretzikis.com

Para una preparación de la masa más profesional, podéis ver este video de la serie de Anthony Bourdain en Creta:

Un extra: yogur griego acompañado con miel y pistachos

¡Helado de yogur griego con miel! ¡guau!

No necesita receta solo tres elementos súper básicos y muy griegos: yogur, miel y pistachos. Podéis quitar los pistachos, añadir frutas frescas o secas o lo que queráis ya que el yogur griego es un delicioso lienzo, vacío y listo para tus sabrosos experimentos.

* Si queréis la experiencia griega 100%, preparad también un café griego (también conocido como café turco). En una próxima entrada os explicaré cómo los ancianos predican el futuro con lo que “leen” en la taza y quizás daros algunos trucos para intentarlo vosotros también.

¡Espero que probéis y disfrutéis algunos de estos platos griegos! Si tenéis algún comentario o duda, ¡espero vuestro comentario!

Descubrimos Grecia juntos para unas experiencias únicas, ¡buen provecho!

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
ARTÍCULOS RELACIONADOS
Lo Más Nuevo
Síguenos
Newsletter

Suscríbete

¡Únete a nuestro newsletter y obtén los mejores tips, descuentos y más!

Categorías